Explicando la sincronización adaptativa: Gsync vs FreeSync

Explicando la sincronización adaptativa: Gsync vs FreeSync

Sincronización adaptativa, el nuevo mundo de los monitores. Ahora han entrado dos opciones extra que tenemos que valorar, comprar un monitor con tecnología Nvidia GSync o con AMD FreeSync. Estos son los rivales, eternos rivales que nos prometen acabar con el stuttering y tearing cuando jugamos en nuestro pc.

Esto es como los SSD, una vez que usamos un monitor con alguna de estas tecnologias, nunca volverás a un monitor normal. Las tecnología de AMD FreeSync y la GSync de Nvidia prometen tener una experiencia de gameplay agradable, suave y sin problemas de stuttering o bajadas de FPS como si puede suceder con el V-Sync. Aquí te explicare cada una de ellas, con sus ventajas y desventajas.

Ahora los monitores con sincronización adaptativa tienen varios años en el mercado, por eso es normal pensar que su tecnología ha madurado. Creo que ahora es el momento idóneo para valorar y hacer balance del FreeSync vs GSync una vez mas. Aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre los monitores gaming de AMD y Nvidia.

¿Que es la sincronización adaptativa o la frecuencia de actualización variable?

Antes de sumergirnos en las diferencias entre el FreeSync y el GSync, echemos un vistazo rápido a la sincronización adaptativa, o la tasa de actualización variable.

La tarjeta gráfica de tu pc, envía las imágenes a su monitor lo más rápido que puede, pero los monitores tradicionales refrescan su imagen a una velocidad establecida: un monitor de 60Hz, por ejemplo, se actualiza cada 1/60 por segundo, cuando su tarjeta gráfica envía imágenes fuera de ese tiempo, su monitor muestra una parte de un fotograma y el siguiente fotograma en pantalla simultáneamente, lo que hará que veamos que una imagen partida, pareciendo así que la imagen esté tratando de dividirse en dos, y este efecto solo empeora mas la experiencia en el gameplay.

Cuando activamos en cualquier juego la sincronización vertical (VSync), hará que este efecto llamado tearing no se produzca, pero este tiene algunos aspectos negativos: Primero de todo veremos un pequeño ralentizamiento de nuestro juego, ya que esta VSync le dice a tu tarjeta gráfica que envíe las imágenes al monitor de manera más pausada, sincronizandose así al ritmo de actualización de tu monitor.

FreeSync y GSync eliminan todos esos problemas sincronizando las imágenes al mismo ritmo o velocidad que la de tu monitor (hasta la frecuencia máxima del monitor). Cuando tu tarjeta gráfica envía un nuevo frame, el monitor de sincronización adaptativa lo muestra, tan simple como eso. Si tu tarjeta gráfica genera 52 fotogramas por segundo, su monitor se actualiza a 52Hz. ¿Que obtenemos con esto? Una experiencia de gameplay realmente suave.

FreeSync vs GSync: La implementación de la sincronización adaptativa

AMD y Nvidia adoptan dos enfoques muy diferentes cuando hablamos de la tecnología de sincronización adaptativa. FreeSync se basa en el estándar VESA Adaptive-Sync, que forma parte de DisplayPort 1.2a. Este es compatible con los re-escalados (upconversion o upscaling) de visualización disponibles que los fabricantes pueden usar, y AMD no cobra licencia ni ningún extra por ello.

Existe un poco de coste adicional para incluir FreeSync en un monitor, pero debido a que es una tecnología libre, FreeSync esta disponible en una amplia gama de monitores, desde pantallas de nivel de entrada asequibles, hasta el hardware tope de gama enfocado al público gaming.

Por otro lado los requisitos del GSync son mucho más estrictos. La tecnología de Nvidia requiere que los propios fabricantes de paneles usen un módulo de hardware propietario, y Nvidia mantiene un control firme sobre la calidad de esté, trabajando con los fabricantes en todo, desde la selección inicial del panel, el desarrollo de la pantalla hasta la certificación final.

Eso son unos costos añadidos que elevan el precio final, y los monitores GSync tienden a tener un precio mas alto, ya que se considera un complemento premium para monitores gaming de alta gama. Por lo general, no encontraras frecuentemente monitores GSync junto a presupuestos de PC convencionales o de gama media.

Ventajas y desventajas de AMD FreeSync

La principal ventaja de FeeSync es su licencia libre y la implementación de esta con un coste muy bajo. Las gamas mas modestas en el termino de monitores, veras que en su mayoría encontraras la tecnología FreeSync de AMD en monitores muy asequibles, viendo monitores de 130 euros aproximadamente con esta tecnología añadida. Esto significa que los gamers con un presupuesto más ajustado van a poder disfrutar de las ventajas del FreeSync. El GSync se quedara fuera de vuestro rango, ya que el monitor más barato con tecnología GSync actualmente cuesta sobre los 360 euros, y la mayoría de las pantallas cuestan sobre los 500 euros. En Amazon por ejemplo encontraremos mas de 70 monitores con FreeSync por menos de 500 euros.

Cuando entendemos las estrategia de AMD podemos ver que es muy inteligente, esta es una gran ventaja para ellos, la gente normal será la que podrá comprar monitores con FreeSync y disfrutar de la mejor experiencia en gaming con estos monitores. Gracias a que FreeSync es una tecnología libre, lo ha ayudado a extenderse a lo largo y ancho del mercado de monitores. Hay tres veces mas monitores con FreeSync que con paneles GSync de Nvidia. Pero esta tecnología de AMD al alcance de todos tiene algunos inconvenientes. Comprar un monitor FreeSync es algo más complicado y requieren un esfuerzo por nuestra parte.

Los monitores FreeSync solo admiten la sincronización adaptativa dentro de un rango de velocidad de fotogramas específico: de 48Hz a 75Hz, por ejemplo, en el caso de muchos modelos de bajo coste. Cada monitor es compatible con un rango diferente, y algunos son bastante limitados. Afortunadamente AMD nos deja las cosas fáciles y vamos a poder consultar todos los detalles dentro de la web de AMD, en la sección “monitores”.

Con AMD deberás también estar atento a otras tecnologías añadidas dentro de según qué monitores. Por ejemplo, AMD introdujo una característica llamada Low Framerate Compensation (LFC) a FreeSync que mejora la forma en que los monitores FreeSync se comportan por debajo de su frecuencia de actualización mínima soportada (48Hz en el ejemplo anterior).

Los monitores con la tecnología LFC, duplica las imágenes cuando la tasa de actualización esta por debajo del mínimo soportado por FreeSync, permitiendo que la frecuencia de actualización entre dentro del rango de FreeSync. Si tu tarjeta grafica esta enviando 30 FPS, la tecnología LFC duplica las imágenes, haciendo así que se puedan ver unos 60FPS.

Tampoco es obligatorio, y se encuentra en gran medida en los paneles más caros. Sin LFC, moverse dentro y fuera de la gama de FreeSync es algo complicado, ya que la experiencia de tener un monitor con y sin esta tecnología cambia bastante. Una vez más, para comprar un buen monitor FreeSync vais a tener que buscar bien para obtener la mejor experiencia posible.

Otra ventaja del FreeSync es la conectividad. El uso del reescalado significa que los monitores con FreeSync tienden a tener una selección completa de conexiones de vídeo. Las pantallas con GSync se limitan en gran medida a DisplayPort y HDMI, mientras que FreeSync y GSync funcionan solo con DisplayPort, AMD ha introducido soporte de FreeSync vía HDMI también, esto ayuda a traer esta tecnología a más monitores en el mercado. Esto agrega un plus de versatilidad en el FreeSync, pero es otra variable a considerar antes de comprar un monitor con esta tecnología.

Ventajas y desventajas de Nvidia GSync

El GSync tiene una de las grandes ventajas; Es consistente y tiene un alto impacto en la calidad de gameplay. Cada monitor con GSync de Nvidia necesita pasar el estricto proceso de certificación de la propia compañía verde, que ha rechazado trabajar con según que monitores en el pasado.

Nvidia no ha detallado públicamente los requisitos, pero los representantes dicen que la empresa trabaja directamente con los fabricantes de paneles como AU Optronics para optimizar las tasas de actualización, las propiedades de parpadeo, los tiempos de respuesta y la calidad visual: Luego trabajan con los fabricantes de pantallas como Asus y Acer para ajustar la visualización en pantalla y mucho más. Cada monitor en teoría esta calibrado a la gama de colores sRGB.

Cada monitor GSync soporta el equivalente del LFC de AMD, garantizando una experiencia de juego suave. Todos los monitores de GSync también soportan la “frequency dependent variable overdrive.” Sin entrar en demasiados detalles, esta tecnología evita las imágenes fantasmas en las pantallas con GSync (Ghotsing), un problema que afectó gravemente a los primeros paneles con AMD FreeSync.

GSync comenzó con un enfoque con la sincronización adaptable, pero Nvidia asegura que esta tecnología se ha ampliado para ofrecer literalmente los monitores gaming definitivos. Algunos paneles de GSync incluyen varias ventajas adicionales como el overclocking de los paneles subiendo así la velocidad de refresco. Los aspectos negativos son algunos, y es que la experiencia premium que nos otorga los paneles con GSync encarecen el precio demasiado. Definitivamente disfrutar de estas pequeñas ventajas cuestan dinero, y como siempre todo tiene un precio.

FreeSync vs GSync en Tarjetas gráficas

El mayor problema que existe en ambas tecnologías es la siguiente; No funcionan con las GPU de la competencia. FreeSync no funciona en tarjetas gráficas Nvidia, como GSync no funciona en tarjetas gráficas AMD. Esto es un problema que se presenta en muchos compradores que quieren obtener los beneficios de la frecuencia adaptativa, y es que una vez tengamos nuestra tarjeta gráfica montada en nuestro PC, estamos limitados a según que monitores dependiendo de que gpu hemos podido comprar.

Si quieres seguir informándote sobre las nuevas tecnologías de la sincronización adaptable, tenemos un articulo muy interesante sobre el nuevo AMD FreeSync 2, una tecnología muy interesante y que ha llegado para quedarse.

4 Replies to “Explicando la sincronización adaptativa: Gsync vs FreeSync”

    1. Si y no, me explico: Esto lo deberás de buscar específicamente en el monitor que estés pensando comprar. Con AMD FreeSync existen monitores de 144Hz, y como bien dices en algunos modelos el freesync solo funciona entre los 35Hz-90Hz o desde los 75Hz-90Hz. Por eso digo que es algo complicado. Por ejemplo el monitor LG 34UC79G es un monitor con AMD FreeSync de 144Hz, y este FreeSync funciona en el rango de los 50Hz-144Hz. Espero que te despeje la duda. Si aun tienes dudas intentare hacer un articulo repasando todos los monitores FreeSync del mercado, ya que estos están recopilados en radeon.com

      1. entiendo, supongo que los monitores en donde freesync trabaja en 144hz son los mas caros, me dedicare a investigar un poco mas, gracias Gabriel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies, pinche el enlace para mayor información. política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies